Especialistas en
EPI y vestuario laboral

Especialistas en EPI y vestuario laboral

Normativa

Selección

Cuando seleccionemos un determinado protector es necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1.Aprobaciones y certificaciones: Los protectores auditivos deber estar aprobados y certificados por organismos oficiales. De acuerdo con el R.D. 1407/1992, los protectores auditivos son equipos de categoría II y deben someterse a un ensayo CE de tipo. Los protectores auditivos deben llevar marcado CE que indica que cumplen las exigencias esenciales de salud y seguridad recogidas en el citado R.D.

2.Requisitos de atenuación del sonido: Para que la protección sea efectiva, debe situar al usuario en un nivel de exposición diario equivalente entre 65 y 80 dBA. Por encima de 80 dBA la protección se considera insuficiente y por debajo de 65 la atenuación resulta excesiva puesto que pueden camuflarse sonidos importantes para la operación: alarmas, máquinas, etc. Si el nivel acústico protegido está más de 15 dB por debajo del valor deseado, se considera que el usuario está excesivamente protegido y, por tanto, se siente aislado del entorno. Puede resultar difícil escuchar la voz y las señales de advertencia y el usuario se retirará el protector cuando necesite comunicarse y verificar las señales de aviso o deberá modificarlo para reducir su atenuación.

3.Comodidad: La comodidad es también un factor importante puesto que va a tener un impacto directo en la utilización del protector durante todo el tiempo que dure la exposición. Si el protector no se lleva durante solamente algunos minutos, se reduce notablemente el nivel de protección conferido.

4.Involucración del usuario en la selección: Es importante que el usuario participe en la selección del protector auditivo, de entre todos aquellos que cumplan con las características de atenuación. La participación del usuario garantiza un mayor nivel de aceptación.

5.Ambiente de trabajo: Habrá que tener en cuenta aspectos como calor, humedad, higiene del medio de trabajo, ruido intermitente o continuado, etc. Las orejeras son más recomendables si la exposición es intermitente y los tapones en casos de exposición continuada. En condiciones de calor y humedad, los tapones pueden ser más apropiados.

6.Problemas médicos: para algunas personas que presenten infección o irritación en el canal auditivo puede resultar más aconsejable el uso de orejeras.

7.Compatibilidad: con otros equipos de protección tales como cascos y gafas de seguridad, pantallas, respiradores, etc. El protector auditivo óptimo es aquél que el usuario está dispuesto a llevar voluntariamente durante todo el tiempo.

 

Existen distintos métodos de cálculo, recogidos en la norma UNE-EN458, para evaluar los valores de atenuación en cada banda de frecuencia estableciéndose:

· Método HML: Especifica tres valores de atenuación de decibelios, determinados a partir de la atenuación por banda de octava del protector. Las letras H, M, L, representan la atenuación media del protector en altas (H), Medias (M) y Bajas (L) frecuencias.

· Método SNR: especifica un solo valor de atenuación, la Reducción Simplificada del Nivel de Ruido. Indica la atenuación media del protector en todas las bandas de frecuencia.

Para evaluar la atenuación de un protector auditivo debemos conocer los niveles de ruido.

Existen diversos métodos de cálculo pero se reconoce como el más exacto el método por bandas de octava.  Este método requiere conocer el nivel de exposición en cada frecuencia que compone las bandas de octava.

Se denomina banda de octava al grupo de frecuencias comprendidas entre dos frecuencias f1 y f2 que cumplan la relación: f2=2 x f1. A partir de los niveles de ruido por bandas de octava y los valores de atenuación del protector se calcula la banda conferida.

La mayoría de los fabricantes europeos especifican para sus protectores:

· Atenuación media en dB obtenida en el ensayo de certificación.

· Desviación típica en dB obtenida en el ensayo de certificación.

· Protección conferida en dB para cada banda de octava(Protección conferida = Valor medio – Desviación típica)

Ejemplo:

Tabla de atenuación Marcado CE (EN 352-1)

F (Hz)

63

125

250

500

1000

2000

4000

8000

Mf (dB)

13.7

11.2

19.1

25.7

29.2

32.0

36.6

39.0

SI (dB)

3.9

3.2

2.2

2.7

3.1

2.3

2.7

3.7

APV(dB)

9.8

8.0

16.9

23.0

26.1

29.7

34.1

35.3

SNR = 37 (dB); H= 31; M=24; L=16

El objetivo del protector es garantizar un nivel de exposición efectivo por debajo de 80 dB si tomamos como nivel de acción 80 dB. El nivel de exposición efectivo es el nivel diario equivalente ponderado A menos la protección conferida por el protector.

· Si este nivel efectivo de exposición está por encima de 80 dB la protección se considera insuficiente.

· Si está por debajo de 65 dB representa una atenuación excesiva puesto que pueden camuflarse sonidos importantes para la operación que se está realizando: alarmas, máquinas, etc.

· La protección es ideal cuando el nivel efectivo de exposición se encuentra entre 70 y 75 dB.

 

Para que sea efectivo, un protector auditivo debe ser utilizado durante todo el tiempo de exposición. El hecho de no utilizarse durante solamente algunos minutos reduce notablemente el nivel de protección conferido. Por ello hay que destacar la importancia que tiene la formación y las instrucciones que se deben dar a los trabajadores para que éstos se encuentren motivados para la utilización de estos protectores, ya que, si se reduce el tiempo de utilización, se reduce su eficacia, como se puede observar en la figura siguiente:

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies